Panes de matalahúva (anís)

En Canarias, el anís o matalahúva (también matalaúva o matalahúga) se usa muchísimo en panadería y repostería. Nos encanta un buen pan de campo con sus semillitas de matalahúva. Solo, con queso tierno o curado de cabra; incluso untado con un poco de chorizo de Teror
INGREDIENTES (8-10 panes):
- 500 g de harina de trigo de fuerza
- 325 ml de agua
- 1 cucharadita rasa de sal fina marina
- 1 cucharada sopera rasa de semillas secas de matalahúva
- 10 g de levadura fresca

ELABORACIÓN:
1º) Disolver la levadura fresca en el agua fría y dejarla actuar unos 8-10 minutos.
2º) Mezclar la harina, la sal, los granitos de matalahúva y el agua con la levadura disuelta. Amasar a mano o en amasadora el tiempo necesario hasta lograr una masa fina y elástica, poco pegajosa y muy suave.
3º) Darle forma a los panecillos, ponerlos en una bandeja de hornear, taparlos con un paño limpio y seco y dejarlos leudar el tiempo que haga falta (yo necesité unos 80 minutos).
4º) Hacerle unos cortes a los panes, vaporizarlos con agua y espolvorearlos con un poco de harina.
5º) Hornear con el horno precalentado a 200ºC, unos 20 minutos. Yo usé la función ventilador.
6º) Sacar del horno, comprobar que el pan está bien hecho golpeando la base (si suena a hueco, estará bien cocido) y dejar enfriar sobre una rejilla.
A tener en cuenta:
- El pan de matalahúva es un pan con un toque dulzón y muy aromático. La mayoría de gente que conozco gusta de él, pero a quien no le gusta el sabor anisado, lo detesta.
- Como habrán visto, no he desgasificado. He comprobado que en algunas clases de panes no es necesario y, en particular, en estos panes pequeños, se consigue un pan de corteza crujiente y una miga muy esponjosa y bastante alveolada. De hecho, el interior casi se vacía, lo que lo hace estupendo para hacer un buen bocadillo. En cualquier caso, seguiré investigando las diferencias cuando uso una u otra técnica.
- He notado que cuando vaporizo el agua directamente sobre el pan, y antes de hornear, se forma una corteza muy agradable y crujiente.

Etiquetas: