domingo, 18 de enero de 2015

Lentejas especiadas con guacamole especial

Acabado todo el follón de fiestas y comidas interminables, hemos vuelto, seguramente casi todos, a la normalidad. Y esta normalización de nuestra vida y la rutina, que personalmente agradezco mucho, exigen que apliquemos drásticamente unos menús más saludables, con menos calorías y casi ninguna grasa saturada, sin que ello signifique platos aburridos, descoloridos y poco sabrosos. Llenaremos nuestras mesas de manjares sanos y sabrosos, que nos ayudarán a volver a nuestro estado físico habitual e incluso, si somos más exigentes, a perder ese kilillo de más que se asoma por encima de la cintura de nuestro vaquero preferido sin que le hayamos invitado formalmente. 

¿Estás dispuest@ a vencer a la desidia alimenticia y tomar el control de lo que comes...? Pues venga... Acompáñame con la primera de esas recetas que van a caer por Sano y de rechupete en las próximas semanas. ¿Te atreves?
LENTEJAS ESPECIADAS
(Para 2 personas)

Para hacer las lentejas necesitamos...

- 150 g de lentejas secas
- 1/2 l de agua
- 1 hoja de laurel
- 1/2 cebolla pelada
- 1/4 de pimiento verde
- 2 dientes de ajo chafados
- 1 ramita de apio
- 1 cucharadita de cúrcuma
- sal marina gruesa

¿Cómo las preparamos?

1º) Lavamos las lentejas y las ponemos en un caldero u olla, añadimos el agua fría, el laurel, la cebolla pelada (y, si queremos, troceada groseramente), el trozo de pimiento, el apio, los dientes de ajo chafados y un pizco de sal (poquita). Ponemos el fuego a 6-7 de 10, es decir, al chup-chup (sin que hierva), y guisamos como para ensalada, porque las lentejas deben quedar enteras. Según la variedad de lentejas que hayamos escogido, la cocción a fuego medio puede oscilar entre los 20 y los 40 minutos. Yo usé una lenteja pardina y me bastaron 25 minutos para que estuvieran perfectas para la forma en que quería prepararla: bien guisada, pero enterita y con una cierta consistencia.

2º) Cuando las lentejas estén listas, retiramos las verduras y el laurel y escurrimos (yo reservé el caldo para otra receta que mostraré próximamente). Reservar las lentejas junto con algunos pedacitos de cebolla, pues darán mucho sabor a este plato.

Para el acompañamiento de las lentejas requerimos...

- 1 aguacate
- 1 cebolleta
- 1 trozo pequeño de pimiento verde
- 1 tomate pequeño
- 8 aceitunas negras
- 1/4 de chile amarillo
- 2-3 hojas de hierbabuena
- crème fraîche o, en su defecto, yogurt natural muy cremoso y sin azucarar
- aceite de oliva virgen extra
- vinagre de miel (o alguno que no sea ni dulce como el de Módena, ni demasiado ácido)
- sal marina fina
- pimienta negra molida (opcional)

¿Y qué hacemos con estos ingredientes?

1º) Pelar y quitar el hueso de aguacate. Cortarlo en cubitos de 1/2 cm de lado.
2º) Picar la cebolleta, el pimiento verde, las aceitunas y el tomate.
3º) Picar muy finamente el chile amarillo y la hierbabuena.
4º) Mezclar todos los ingredientes anteriores, verter un buen chorreón de aceite, un poco de vinagre y algo de sal. Integrar todo bien y reservar hasta la hora de servir.

¿Cómo servimos este plato?
Poner las lentejas calentitas en el plato, añadir 1 ó 2 cucharadas de crème fraîche sobre ellas y, finalmente, la picada de aguacate. Espolvorear un pizco de pimienta negra, al gusto.

11 comentarios :

  1. ¡qué combinación más original! Las lentejas las preparo muy parecidas pero con este toque de guacamole nunca se me había ocurrido ni lo había visto.
    me la llevo que es exactamente el tipo de platos que comemos en casa.
    Besos y feliz semana,
    Palmira

    ResponderEliminar
  2. Hola! :) he vuelto por estos mundos, como lo echaba de menos! veo que tu sigues por aquí, qué bien!, y vaya receta más rica, de esta semana no pasa que la haga, de hecho ya me he copiado el enlace para no perderla.
    Te invito a que vuelvas a pasarte por mi blog, le he dado un lavado de cara, espero que te guste!
    Un besote!

    ResponderEliminar
  3. Uhmmmm lentejas y guacamole! Qué combinación más original y seguro que riquísima. Me parece una delicia.
    Feliz semana! Besotes

    ResponderEliminar
  4. No sé cunatas veces te lo habré dicho Laura, pero aparte de tu cocina, estoy enamorada de tus fotos!!!! Me encantan, de verdad!!! Un besazo a mi canaria favorita!!! ;)

    ResponderEliminar
  5. pero que idea tan buena! debe estar riquísimo con el guacamole! y las fotos me encantan!! preciosas!
    Besos y a favor de llevar una buena dieta

    ResponderEliminar
  6. Menudo recetón!!! :) Al leer el título me quede un poco flasheada: lentejas y guacamole? Nunca lo había visto pero las pintas son tremendaaas!!!
    Me apunto la idea porque se que me va a encantar!
    Muchas gracias por compartirla con nosotros!
    Un besote!

    ResponderEliminar
  7. Qué original!!! Tengo que probarla en seguida. Antes tomaba legumbre casi siempre en guisos y poco más, desde que he vivido en Israel me he acostumbrado a usarlas mucho, a veces pienso que casi que abuso de ellas entre ensaladas, guisos, hummus...

    Saludos y feliz semana!

    ResponderEliminar
  8. Menuda pinta Laura y encima sanas!! Esta receta me la apunto porque esa combinación de sabores me parece fascinante.
    Un besito guapa y feliz semana.

    ResponderEliminar
  9. Hace tiempo que me ronda la idea de combinar lentejas o garbanzos y aguacate, qué deliciosa combinación! Saludable y riquísima, claro que sí, una cosa no tiene por qué estar reñida con la otra :).

    Un abrazo

    ResponderEliminar
  10. Pues fíjate que yo los garbanzos si que los he hecho con aguacates, pero no se me había ocurrido un guacamole con lentejas. Me parece espectacular, sobre todo por los "anexos": el chile, la hierbabuena, la cúrcuma... lo del apio lo pasaré por alto, que él y yo tenemos una relación muy complicada.
    Además de las fotos, me ha encantado el diseño de la entrada con sus correspondientes apartados. Muy inspirador.

    ResponderEliminar
  11. Nunca se me hubiera ocurrido mezclar lentejas con guacamole y eso que los dos por separado me encantan. Tendré que probarlos. Un besote!

    ResponderEliminar

Gracias por visitarme y comentar, pues sé que tu tiempo vale mucho.
Si quieres, puedes suscribirte a mis posts e incluso recibirlos cómodamente en tu email; sólo tienes que pinchar en "Suscribirse", botón situado en la parte de arriba de la columna de la derecha. Si ves que no te funciona ese método, dímelo y busco otra solución. También tienes la opción de suscribirte a mi newsletter o boletín de noticias.
¡Vuelve cuando quieras!. Te estaré esperando.

Nota: solo los miembros de este blog pueden publicar comentarios.